jueves, agosto 17, 2006

Chuy se fue a Mc Donalds
Chuy se fue a Mc Donalds. ¿A qué? Por un carrito de cajita feliz y un cono de nieve de chorro gringa y barata. Seudo barata. Si en el centro habría sido mejor; estaría coloreadita de rosa o café. Vainilla, chocolate, fresa, algo; quien sabe y le sobrara para unas donitas de olor a aceite. Típicas del centro. Pero no; Chuy traía su gorra de Lunes y se fue a Mc Donalds porque su mamá quería enterarse del chisme completo, de lo que había hecho su padre el fin de semana, de si había comido bien su hermoso niño, si su padre seguía siendo tan codo.
Chuy está en Mc Donalds. Solito. No ocupa de niños que le hablen con los calcetines o que se envanezcan de ganar el mejor lugar en el porta zapatos y generar toques en los resbaladeros. Chuy está solito. Nomás pensando en su papá.